martes, 28 de diciembre de 2010

Reflexiones y cambios en mi vida

Con la llegada del fin de año he hecho las típicas reflexiones transcendentales llegando a unas conclusiones sobre lo que debo cambiar en mi vida.
Lo primero de todo es que, finalmente, creo que Linux no va a terminar de despegar nunca. Es una pena pero mi empecinamiento en usarlo como Sistema Operativo de todos los cacharros de mi casa no me lleva a ningún sitio.
Últimamente estoy un poco harto de dedicarle tiempo a Acid Rain. Me he dado cuenta de que no disfruto cuando lo programo, creo que ya no me gusta programar o tal vez lo que no me gusta es todo lo que rodea a programar con QT.
Por otro lado, me cuesta reconocer un punto de vista en el que he estado equivocado siempre: los derechos de autor son inalienables y no deberíamos ir descargando por ahí alegremente torrents de ningún tipo. Somos delincuentes; el emule y bitTorrent son armas del diablo. Deberían bloquear todas las comunicaciones P2P pues siempre son indicativas de un delito.
Como consecuencia de los primeros párrafos, voy a instalar Windows 7 en todos mis ordenadores, previo pago de las pertinentes licencias, claro, y a tirar a la basura mi Nokia N97 para comprarme un terminal con Windows Phone.

Voy a dedicar ese tiempo libre en el que me gusta programar al desarrollo de plugins de Internet Explorer en lenguaje .Net, que es una tecnología que te cagas de una gran empresa: Microsoft, para la que espero trabajar algún día y así poder conocer, con un poco de suerte, a Steve Ballmer o al mismísimo Gates, mis dos grandes ídolos en el ámbito de mi mundo profesional.

Además voy a recopilar todos los Cds y DVDs en los que tengo música y películas grabadas, menos mal que en el fondo no son muchos, y acudiré con ellos a la humilde central de la SGAE para que me hagan un desglose de lo que les tengo que pagar. Estoy preparando un artículo que publicaré en mi blog próximamente, el cual es una disculpa pública al rey del pollo frito y a tan emblemática institución defensora de los derechos de autor. Sabed que espero que se crujan en los tribunales a todos esos desalmados que hacen obras teatrales benéficas sin rendirles cuentas, así como a ese infame ayuntamiento, cuyo nombre no quiero recordar, de unos pocos habitantes que debe más de 3000 € por representaciones musicales. No me importa que sea más de su presupuesto anual: a la cárcel su alcalde y que conviertan esa población en una gran pira para ejemplificar con el castigo.

Esto es más personal, hace meses que no me siento atraído por ninguna mujer, simplemente no me fijo en ellas aunque espero que se me pase. De todos modos, creo que los fines de semana me voy a prohibir programar, pasaré noches de marcha en el Venial y dejaré el ciclismo de montaña para apuntarme a algún gimansio. Peregrinaré todos los años al menos una vez al barrio de Chueca en Madrid.

Alonso es un moñas y el Valencia CF un equipo de gallinas con sangre de horchata. Lewis Hamilton es lo mejor que le ha pasado a la Fórmula 1 en los últimos años y ardo en deseos de que mi nuevo equipo, el Real Madrid, monte una escudería con Lewis como piloto número 1 de unos bellos bólidos blancos. Reconocedlo Cristiano es un crack y Mourinho una gran persona.

En fin, espero que como mucho no os hayáis creído más allá del segundo párrafo. ¡Feliz día de los inocentes!
Publicar un comentario