miércoles, 12 de marzo de 2008

Symfony vs Zend Framework. 4- ¿Cuál nos quedamos?

Artículos de la serie:
  1. Definición del problema
  2. Comencemos con Symfony
  3. Turno de Zend Framework
  4. ¿Cuál nos quedamos?
Después de que en la primera parte definieramos los requisitos de una pequeña aplicación y las implementásemos en los dos siguientes capítulos con los correspondientes frameworks, llega el momento de sacar unas cuantas conclusiones. Recordemos que el punto de vista de esta comparación es el de alguien que sólo ha dedicado unas cuantas horas a cada uno de los dos, así que debemos ser conscientes de que solo hemos visto la punta del iceberg y que tal vez por ello las conclusiones no sean del todo justas.

Forma de trabajo

En primer lugar hay ciertas diferencias a la hora de trabajar con ellos. Symfony hace uso de la linea de comandos para facilitarnos muchas tareas monótonas mintras que ZF todavía no lo incorpora. Cuando este último posea esta carácterística habrá que analizar si realmente equivaldría al otro en cuanto a funcionalidades. Por otro lado en Symfony tendremos que crear y retocar archivos YAML para ciertas cosas como validar formularios y como configuración de diversos aspectos.

A parte de esto, la forma de trabajar será muy parecida debido a que ambos responden a un patrón MVC y tendremos que recurrir continuamente a modificar clases relativas a acciones, revisar archivos plantilla, etc.

Curva de aprendizaje

Aquí toma clara ventaja ZF porque símplemente hemos de documentarnos a través de la guía de referencia para conocer las clases existentes y sus funciones. En Symfony, además de lo anterior, tendremos que familiarizarnos con Yaml, averiguar que podemos hacer y que no con los comandos de CLI y manejarnos por diferentes archivos de configuración, lo que implica familiarizarse con la estructura de archivos del proyecto.

La guerra de los plugins

Es posible encontrar una gran cantidad de plugins no oficiales para Symfony los cuales se pueden instalar, como no, haciendo uso de la linea de comando. Por otro lado ZF no distingue como plugins una serie de clases que tendrían que ver con la utilización de APIs externos, ya que forman parte de la distribución, pero sí que los identifica como servicios (Zend_Service_Amazon, Zend_Service_Flickr, etc) Es posible que nuestra elección deba centrarse en este aspecto si queremos comenzar un proyecto de tipo mashup y aquí Symfony tiene ventaja por la gran cantidad de recursos que pone a nuestra disposición.

Comandos sí o no

ZF necesita incorporar los comandos de CLI para llegar a la altura de Symfony, deberían darle un empujón definitivo a ese aspecto. De todos modos hay partidarios de no utilizarlos así que este hecho puede ser determinante para la gente que se posicione al respecto.

Otros aspectos

Otros puntos a favor de Symfony, aunque no he llegado a probarlos, son el soporte que proporciona para tests unitarios y funcionales, la integración de subversion y la sincronización de código entre los entornos de desarrollo, pruebas y producción.

Conclusiones

Desde mi punto de vista Symfony goza de ventaja sobre ZF por poseer los comandos de CLI , la gran cantidad de plugins exsitentes, el entorno de desarrollo con el menú flotante de información de debug, soporte para tests, etc.

Además de todo esto puede incluir a ZF como una biblioteca de clases. De hecho puede hacer esto mismo con otros frameworks. Para incluir ZF haríamos esto:

Declarar en settings.yml
.settings:
zend_lib_dir: /usr/local/zend/library/
Después extenderíamos la rutina autoload
.settings:
autoloading_functions:
- [sfZendFrameworkBridge, autoload]

Además Symfony cuenta con una gran comunidad que a parte de los plugins puede ofrecer algún extra interesante como Symfoclipse que nos permite usar los comandos de este a través de Eclipse en un menú contextual.



Por contra ZF goza de la simplicidad de aprendizaje que hemos comentado anteriormente, la libertad a la hora de definir nuestras estructuras de archivos y la flexibilidad a la hora de instanciar clases que comentamos en el capítulo precedente.

Algo que podría hacer Zend Technologies para impulsar su framework sería integrarlo con el entorno PDT de Eclipse. Estaría muy bien encontrar en el menú de creación de proyectos algo así como "Nuevo proyecto Zend Framework" y que al elegirlo nos creara una estructura de archivos inicial para adelantarnos trabajo, además, es algo que ya incorpora Zend Studio. En segundo lugar, por supuesto, tiene que potenciar como sea a la comunidad de desarrolladores para que creen mas "clases servicio". Es cierto que están haciendo un gran esfuerzo y que ZF crece rápidamente, está ganando muchos adeptos y por tanto están surgiendo muchas webs que lo utilizan.


Estamos ante dos rivales destinados a luchar una larga batalla y aunque, para mí, uno tenga ventaja, estoy seguro de que el otro irá recortando la diferencia. Deberemos elegir uno u otro en función de las situación que nos encontremos: sí se desea simplicidad y no perder mucho tiempo en la fase de aprendizaje ZF será lo más apropiado. Por el contrario, Symfony es mucho más completo y dispone de muchos, muchos más plugins. Hoy por hoy si tuviera que escoger uno de ellos elegiría Symfony pero ya veremos dentro de unos meses.

Publicar un comentario