martes, 16 de noviembre de 2010

De cal y de arena

"Guru meditation" era un mensaje de error que salía en los Commodore Amiga muy similar a la pantalla azul de la muerte en Windows, vamos que si te salía la habías cagado y no podías hacer nada. Pese a la frustración que producía hoy en día se puede encontrar de vez en cuando en los mensajes de error de un servidor web o alguna aplicación creada por algún antiguo "amiguero" nostalgico. Umm... esto me recuerda (y me estoy partiendo) mis andanzas con los servicios de atención al cliente de los proveedores de internet cuando surgieron las tarifas planas a mitades de los 90 y yo me conectaba con mi Amiga A1200, pero es otra historia... El  caso es que para no deteriorar mi nivel de frikismo he caído en la trampa de hacer un pequeño tributo a esa vieja máquina. Pero vamos por partes:

A principios de esta semana todo parecía positivo, en parte porque había dejado temporalmente de lado el problema de informar sobre la transferencia de archivos, así que pude centrarme en la gestión de conflictos. En estos momentos Acid Rain ya detecta problemas y conflictos y al hacerlo abre un formulario para dar al usuario la posibilidad de elegir como gestionarlo. De momento es bastante básico pero funciona.

En realidad la mejor noticia que puedo dar hoy es que ya estoy usando Acid Rain de forma personal para sincronizar los archivos de mis ordenadores. Hasta ahora no lo había hecho porque no me fiaba de mi propio invento. En otras palabras, he cogido los archivos que tengo guardados en ese servicio cuyo nombre no me dejan usar y los he pasado ya a Acid Rain. También hay unos cuantos iconos adornando el menú del programa.

 Y en cuanto a las malas, en fin, hoy se ha producido una aunque realmente la esperaba. No quiero contar mucho de momento, no tiene nada que ver con el programa en si, digamos que es logística. En fin, se hará lo que se pueda al respecto también.
Con todo esto lo próximo es acabar el wizzard de la primera configuración, reparar bugs, traducir al español y empaquetar la primera versión. La idea es distribuirla solo a un par de cientos de usuarios para que hagan beta testing, pero aún tengo que pensar como limitar esta distribución. Mientras, se me tendrá que ocurrir como solucionar el problema de las narices.
Ah! y no quiero acaba sin dar las gracias a los pocos que lo estáis probando
Publicar un comentario