viernes, 5 de noviembre de 2010

Se acercan días de lluvia

Sigo trabajando en mi proyecto personal todo lo que puedo y ha llegado el momento de contar un poco más, de hecho hoy voy a contar bastante.
El nombre de la aplicación es Acid Rain y su ambicioso objetivo es el de ser una alternativa de software libre a servicios como SpiderOak, Dropbox, Ubuntu One y ownCloud. Por su naturaleza libre se asemeja más a esta última que sin embargo es la menos desarrollada.
Básicamente Acid Rain es una aplicación que permite sincronizar archivos entre distintos ordenadores y mantener un histórico de los cambios efectuados en ellos. Para conseguir esto, usa Mercurial como tecnología para mantener las versiones de los archivos. La elección de Mercurial como alma del invento hace que sea posible usar la aplicación, bien independientemente en un solo ordenador para mantener un histórico de las diferentes versiones de los documentos o bien con un servidor externo para sincronizar tus archivos en diferentes PCs. Por otro lado, gracias al uso del framework QT, Acid Rain estará disponible al menos para Windows y Linux. Probablemente, si no surgen muchos problemas, también para Mac en cuanto mi buen amigo Jesús pueda echarme un cable.
En caso de usarla para sincroniar archivos entre múltiples PCs, es posible usar teóricamente cualquier servicio de hosting Mercurial (yo ya he probado varios con éxito).
Pero la cosa no se queda sólo ahí. Al poco de comenzar a idear el proyecto me vino a la mente la posibilidad de usar Suse Studio para crear una distribución Linux que permitiera montar nuestro propio servidor. El nombre de la distro es Acid Rain Server y actualmente ya permite sincronizar archivos en varios ordenadores a través de una red local e incluso de Internet. Para ello sólo hace falta instalar el S.O. en un viejo PC e indicar al resto de ordenadores que usen Acid Rain cual es su dirección en las opciones de configuración (ver imagen) Eso sí, en su primera versión no establece ningún tipo de seguridad en la cuenta y cualquiera que conociera la dirección de la máquina podria acceder a los archivos y subir otros nuevos.


La principal ventaja frente a los otros servicios similares es la libertad que ofrece al usuario a la hora de establecer dónde residen sus archivos:
  • Tu decides cómo usarlo, bien en un solo ordenador, como control de versiones de tus archivos o en conjunto con un servidor propio o de un tercero (hosting Mercurial) para sincronizar distintos ordenadores.
  • En caso de usar una cuenta Mercurial de una empresa, tu decides que proveedor de espacio remoto quieres utilizar.
  • Si montas tu propio servidor, tu decides si el acceso a el es a través de tu red local o accesible a través de Internet
En los próximos días voy a enviar la primera version a unos cuantos conocidos para que la prueben y me comenten que les parece. Todavía está muiy verde pero tiene bastante estabilidad para ser usada en modo local para mantener versiones de nuestros documentos y poder recuperar las anteriores, vamos, que esta primera entrega está casi especialmente dedicada a Ximo y su innata habilidad para hacer desaparecer un documento Word juesto antes de enviarlo por mail. Además habrá que probar que tal compila en Mac, así que Jesús ya sabes: pronto recibirás el fuente ;)
Como veis es bastante ambicioso pero parece que va funcionando aunque aún voy de cabeza con ciertos aspectos. Dependiendo de cómo vayan las pruebas seguiré montando versiones "privadas" hasta que la cosa esté lo suficientemente madura para hacerla pública, cosa que me gustaría que ocurriese antes de que acabe el mes. En fin no os aburro más de momento.
Publicar un comentario